Mesas de Ping Pong

Mesas de Ping Pong

Las mesas de ping pong son un elemento imprescindible para practicar este deporte, la razón por la que este deporte también se denomine como tenis de mesa.

Lo importante al comprar una sin duda es que sea de buena calidad y que tenga el tamaño adecuado para jugar de forma reglamentaria.

Última actualización: octubre 14, 2018 8:07 pm

¿Por qué comprar mesas de ping pong?

El tenis de mesa tiene un encanto fácil de entender y explicar: es un juego divertido, veloz, sencillo y económico que se puede jugar tanto en interiores como en exteriores.

Sólo se requiere de habilidad en las articulaciones, entusiasmo y un rato de ocio para empezar a practicar ping pong. Puesto que las mesas para jugar tenis están diseñadas para durar muchos años, comprarlas es un buen agregado a la recreación, recuerda: nunca está de más invertir en uno mismo.

Jugar sobre una tabla de tenis preparada especialmente para este deporte garantiza que no habrá contacto físico de parte de ninguno de los participantes, lo que evita que alguno pueda sufrir lesiones graves en el cuerpo.

Finalmente, la calidad de las partidas está muy relacionada con la calidad de las mesas de ping pong.

Lo interesante de las mesas de ping pong

Es bastante inadecuado intentar jugar ping pong sin la superficie correcta. La Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF) ha hecho, desde hace largas décadas, diversas e ilimitadas modificaciones a las mesas del juego, con el objetivo de mejorar este singular deporte mundial.

Un dato curioso es que el nombre del juego se debe a que un atleta lo sugirió en la primera década del siglo pasado, por el ruido que produce la pelota cuando es golpeada por la raqueta (“ping”) y, consecuentemente, cuando rebota en la tabla (“pong”).

Conoce una de las mesas de ping pong más caras del mundo

Aunque las mesas de ping pong suelen ser sobrias y accesibles, hay quienes las prefieren con un toque de distinción y elegancia porque pueden permitirse adquirirlas de este modo. En el 2012, ese fue el caso de los millonarios que compraron la tabla diseñada por el norteamericano Axel Yberg, valorada en 44.615 euros.

Yberg construyó la superficie utilizando distintos tipos de madera proveniente de árboles exóticos, tales como el roble, el nogal negro o el cerezo. El precio estrafalario la convirtió en la mesa de ping pong más cara del mundo.

El mueble es excepcional por tres razones: uno, requirió más de 400 horas de trabajo; dos, también está fabricada con materiales reciclables; y por último: posee una doble función, pues es posible guardarla para que se convierta, fácilmente, en una mesa de comedor.

La mejor calidad en mesas de ping pong a tu disposición

Las mesas de tenis son resistentes y suelen traer consigo hasta cinco años de garantía. Existen dos clases: plegables y fijas.

Las mesas de ping pong aprobadas por la ITTF pueden fabricarse con cualquier material, pero siempre son rectangular y tienen una medida exacta de 2,74 m de longitud, mientras que la anchura debe ser de 1,525 m. Reglamentariamente, el grosor llega hasta a los 90 mm y las patas las sostienen a 76 cm del suelo.

A pesar de lo anterior, algunas mesas de tenis de uso amateur y que están destinadas al ocio son más pequeñas, dependiendo del fabricante.

La mayoría de los tableros de ping pong vienen en color mate, nunca colores muy brillantes. Hay que tener cierto cuidado al adquirir mesas de ping pong para interiores, puesto que son un poco más delicadas que las diseñadas para exteriores, por no estar preparadas para soportar lluvia o largos períodos de sol.

Aquí encontrarás las mesas más funcionales. Es normal que los amantes del ping pong se preocupen por la calidad del campo de juego donde se van a desenvolver. Al final es bien sabido que, en el deporte, nada puede remplazar una grata experiencia.